La gran figura local del torneo británico de los últimos años, dejará de jugar en el Manchester United, para volver al equipo que lo vio nacer, el Everton.

El delantero de 31 años ostenta un impresionante recorrido, tanto en la selección como a nivel de clubes, habiendo obtenido 16 trofeos con su equipo, el Manchester United, en el que jugó desde el año 2004. Dentro de esos trofeos, hay 5 títulos de Premier League y uno de Champions League.

Sin embargo, el fútbol es presente, y ya en la última temporada Rooney alternó titularidad con suplencia, con rendimientos irregulares e inferiores a los de sus momentos de gloria.

Junto con el jugador, el más entusiasmado es el entrenador del equipo, el holandés Ronald Koeman. El ex defensa central del Barcelona cree que Rooney aún conserva la ambición y entusiasmo necesario para ser el líder del equipo. Importante su aporte en un plantel joven.

Seguramente veremos a Rooney en posiciones más retrasadas, como ya lo ha experimentado con Van Gaal y Mourinho. Pero su pasión, juego colectivo, y capacidad de manejo de los distintos momentos del partido están intactos, por lo que se esperan grandes cosas del traspaso.

Es un contrato de 2 temporadas el que lo liga con el equipo de Liverpool, al que Rooney llegó cuando tenía sólo 9 años.

Su primer gran desafío es la participación en la Europa League, torneo en el que el Everton participará en la tercera ronda preliminar de clasificación, con fecha de debut el 27 de Julio como local ante un rival no determinado aún.

El Everton ocupó la séptima ubicación en la reciente temporada de la Premier, y dejó una muy buena sensación, con momentos de gran fútbol. Destacan las victorias obtenidas como local frente al Arsenal, Manchester City y el Leicester. Su gran desafío esta temporada es mejorar el rendimiento como visitantes.

 

 

Comentarios

comentarios

Compartir