Cuando todavía no se han acallado los comentarios sobre lo acontecido en el Gran Premio de Azerbaiyán, en el que Sebastian Vettel chocó expresamente a su rival Lewis Hamilton, el certamen mundial de Fórmula Uno apronta la disputa del Gran Premio de Austria, que será la novena fecha del calendario y que se realizará este fin de semana en el circuito “Red Bull Ring”.

La competencia está pactada a 69 vueltas al remozado circuito que tiene una extensión de 4.326 metros. El gran premio se largará el domingo a la hora 8.00 de Chile.

Vettel es el líder del campeonato, con 153 puntos, seguido a 14 unidades por Hamilton. Valtteri Bottas es tercero con 111 puntos, seguido por Daniel Ricciardo con 92 y Kimi Raikkonen con 73 unidades.

Lo más destacado de la semana ha sido el muy buen “regalo de cumpleaños” que la Federación Internacional del Automóvil le hizo a Vettel en su aniversario, dejando sin sanción la maniobra en la que el alemán embistió lateralmente al auto de Hamilton, cuando la carrera estaba neutralizada. Vettel se hizo acreedor a un Stop & go de 10 segundos, lo cual lo radió de la lucha por el liderazgo.

Se esperaba que la sanción definitiva por parte de la FIA fuera real y verdaderamente ejemplarizante. Pero no pasó nada. Vettel se disculpó y la FIA aceptó las disculpas.

Esto crea no solo un muy mal precedente, sino que también perjudica la imagen del certamen mundial y de la FIA, dada la gravedad del incidente y la liviandad de la “sanción” con la que el órgano rector del automovilismo mundial ha dado por terminado el tema.

Comentarios

comentarios

Compartir