A pesar de ser dos superficies antagónicas, siempre que Rafael Nadal ganó Roland Garros fue considerado como un candidato a ganar Wimbledon. Sin embargo, sus últimos años, entre lesiones y derrotas prematuras ante jugadores de ranking muy inferior, le ha alejado de ese grupo de jugadores. Para Toni Nadal, en declaraciones recogidas por El Español, Rafa llega con mucha confianza, y recordando que en sus mejores días, Nadal siempre se adaptó y compitió como los mejores en hierba.

descarga (13)

“Por distintos factores, Rafael no ha sido capaz de jugar bien en hierba en los últimos cinco años y está con la máxima ilusión por hacerlo bien. Cuando las condiciones físicas le respondían era un muy buen jugador de hierba. Hizo cinco finales consecutivas en Wimbledon, no muchos han hecho eso. En más o menos medida, él cree que tiene opciones de victoria, piensa que puede ganar”.

Toni señala cuál es la diferencia que hace a Nadal diferente, y que el español necesita para rendir bien en hierba. “Rafael tiene una cosa superior a los demás, que es la intensidad de juego. Es verdad que algunos cuentan con un saque mejor o con un golpe definitivo más poderoso, pero si está sano tiene la opción de jugar a una intensidad muy alta con pocos errores. Al final, no debe hacer muchos cambios porque tiene un tipo de juego que le ha funcionado bien. Obviamente tiene que ser más agresivo en Wimbledon que en tierra batida, necesita apoyarse bien hacia delante y jugar con velocidad, sin pensar más de la cuenta, pero poco más”.

descarga (12)

Toni no olvida que Wimbledon es un torneo que puede comprometer toda una preparación y una inercia ganadora en el priemr día, tocándote un jugador vertical y de gran saque que te deje fuera rápidamente. “Está claro que tiene la tranquilidad de haber ganado un torneo del Grand Slam. Si la temporada terminara ahora no sería un mal año para nosotros, sería muy bueno. Ha ganado un 500, dos Masters 1000 y Roland Garros. Cuando ganas tienes una sensación de tranquilidad importante. Hemos entrenado una semana en Mallorca y ha ido bien. Está claro que llegamos con las victorias de Montecarlo, Barcelona, Madrid y sobre todo París. Eso da confianza, sin olvidar que en Wimbledon todo puede pasar. Si te toca un cañonero en primera ronda sabes que te vas a jugar el pase a la siguiente fase en cuatro o cinco puntos, pero antes de empezar el torneo las sensaciones son muy buenas”.

Comentarios

comentarios

Compartir