Joachim Löw, entrenador de Alemania, se dijo “superorgulloso” de sus jóvenes jugadores, campeones este domingo en la Copa Confederaciones tras imponerse 1-0 a Chile en la final, pero advirtió de que revalidar el título mundial el próximo año será “mucho más difícil”.

“Este equipo ha tenido un papel extraordinario en este torneo. Esta noche hemos luchado por cada metro del campo y lo hemos hecho muy bien. Estoy superorgulloso de ellos”, declaró Löw a la televisión ZDF.

“Al principio estábamos un poco nerviosos, pero una final tiene algo mágico. La segunda parte fue dura, los chilenos no se rindieron”, afirmó.

Pese a la euforia del momento, Löw insistió en rebajarla con la mente en el Mundial del próximo año, que se disputará también en Rusia. Allí Die Mannschaft pondrá en juego el título que conquistó en Brasil en 2014.

“Para el Mundial, puedo decir que cada uno de los jugadores que estuvo en esta convocatoria tiene una posición de salida mejor que antes de la Copa Confederaciones. Queríamos hacer progresar a los jugadores con esta experiencia y es algo que hemos conseguido. Pero defender un título mundial es algo más duro, mucho más difícil”, subrayó.

En la conferencia de prensa posterior al partido, Löw y el arquero Marc-André Ter Stegen, elegido el mejor jugador de la final, fueron interrumpidos por varios futbolistas, que bañaron a su entrenador con champán.

Los jugadores irrumpieron en la sala cantando en alemán “¡Somos los números 1” y luego “campeones, campeones” en español, antes de abandonar el lugar y dejar a su técnico responder a los periodistas.

"Ahora por fin podemos irnos de vacaciones y además tras ganar la copa", comentó.

En tanto el capitán de la selección alemana, Julian Draxler, subrayó destacó lo importante del título obtenido este domingo tras ganar la Copa Confederaciones al batir 1-0 a Chile en la final disputada en San Petersburgo.

“Es más destacable porque es un equipo que no había jugado junto. Ahora por fin podemos irnos de vacaciones y además tras ganar la copa”, declaró el futbolista del PSG, elegido Mejor Jugador del torneo.

Draxler, de 23 años, fue nombrado capitán por Joachim Löw antes del torneo, en ausencia de los grandes referentes del equipo, como Manuel Neuer, Thomas Muller, Toni Kroos, Mesut Ozil, Sami Khedira o Jerome Boateng.

“Hemos luchado muy bien y esta victoria es merecida. Todos los títulos son especiales, pero este lo es más debido al equipo que teníamos”, señaló Draxler.

Los jugadores de Alemania celebran la obtención de la Copa Confederaciones.

Comentarios

comentarios

Compartir