Mauricio Pinilla está a punto de cumplir su sueño volver a Chile y jugar en el equipo que lo vio nacer, Universidad de Chile. El delantero se reunió ayer con el presidente de Genoa y comenzó a negociar su desvinculación del equipo italiano.

Para lograr esa desvinculación el delantero nacional tendrá que realizar algún sacrificio económico; primero, no reclamar la deuda de su primer año de contrato, eso significa un asuma de casi 500 mil dólares. Segundo; queda pendiente los 1, 8 millones de dólares por el año de contrato que le resta con el Genoa.

Al parecer el delantero no tendría problemas en prescindir de esta suma, pero no estaría dispuesto en dejar escapar la deuda de su primer año de contrato con el equipo italiano. S

Que aportaría Pinilla a su nuevo equipo. Personalmente creo que bastante, Pinilla ha demostrado en estos últimos años que todavía está vigente, a pesar de sus 33 años y que no ha jugado en equipos grandes de Italia, pero siempre se las ha arreglado para convertir goles espectaculares e importantes para sus equipos. Ha jugado en una competencia superior a la nuestra, la liga italiana es muy competitiva, difícil, complicado para cualquier jugador y especialmente para los delanteros.

Es un goleador que juega preferentemente por el centro del ataque, maneja perfectamente su puesto, tiene presencia, estatura en el área, también tiene cabezazo, y lo más probable no tendrá dificultades en ensamblar en el sistema de Ángel Guillermo Hoyos, sería en el papel el delantero ideal para reemplazar a Felipe Mora.

Será un día de negociaciones, decisiones. Ahora, está en manos del jugador aceptarla oferta del presidente del Genoa, Enrico Preziosi, si acepta estará libre y en condiciones de volver a colocarse la camiseta de la Universidad de Chile.

Comentarios

comentarios

Compartir