Petra Kvitova avanzó a la final en el Aegon Classic de Birmingham por primera vez en su carrera el sábado, ya que su compatriota Lucie Safarova se vio obligada a retirarse con una lesión en la pierna derecha en las semifinales con Kvitova liderando 6-1, 1-0.

En sólo su segundo torneo tras una lesión en la mano sufrida por una agresión sufrida en diciembre en casa, Kvitova regresa a una final de la WTA por primera vez desde que ganó el WTA Elite Trophy Zhuhai en noviembre.

semiuno

Después de tan sólo 32 minutos de juego, la No. 41 del mundo tuvo una rápida consulta con la fisio de la  WTA antes de decidir que no podía continuar su semifinal.

Después de recibir una evaluación médica en el primer set ayer y luchar durante más de tres horas en la victoria de cuartos de final contra Daria Gavrilova, Safarova dijo a periodistas que estaba lidiando con una tensión en el muslo, y también jugó su semifinal con pesados ​vendajes en la pierna afectada.

En el tenis que se jugó, Kvitova mostró vislumbres de la forma que ahora le ha llevado a un récord de su carrera de 10-0 contra su compatriota, golpeando 16 ganadores por sólo ocho errores no forzados, ganó el 80 por ciento de los puntos detrás de su primer saque y golpeó cinco saques directos.

En tanto habrá que esperar para ver a Garbiñe Muguruza disputar la séptima final de su carrera profesional. Tras dejar escapar este año las semifinales de Brisbane y Roma (ambas por retirada en el quinto juego), hoy fue Birmingham el lugar donde la hispano-venezolana no pudo dar ese último paso que le falta para regresar a una gran final.

Por suerte no hubo lesiones que la frenaran, pero sí una gran rival como Ashleigh Barty que demostró que la hierba le sienta fenomenal y que ofreció una buena lección mental al remontar una primera manga para lograr el triunfo en tres sets (3-6, 6-4, 6-3).

La derrota duele como cualquier otra, pero quizá duela más por haber visto un primer parcial donde Garbiñe resultó muy superior y donde pareció tener la situación muy controlada.

semiuno3

El último set fue una pesadilla para Garbiñe pese a que el primer juego del mismo empezaba llevando su nombre. Uno para ella y cinco para Barty. Con un balance así, mal augurio podíamos tener de cara al desenlace del pulso. De más a menos, Muguruza había pagado un día más el peaje del favoritismo, un papel que su rival aprovechó para irle comiendo metro a metro el terreno sobre la pista.

Pero la WTA siempre te da una nueva oportunidad y la caraqueña todavía tuvo tiempo para maquillar el resultado. Para ganar, ya era demasiado tarde. Un revés de Barty cruzado se escapaba de las garras de la ex campeona de Roland Garros y con ella la opciones de pisar una nueva final en el circuito. Wimbledon la espera con los brazos abiertos.

A Barty, todavía le queda por vivir lo más bonito de la semana, señalando que la número 77 del ranking WTA, buscará el segundo título de su carrera (en el mes de marzo estrenó su palmarés al ganar en Kuala Lumpur) y el único registro de duelo entre ambas tenistas, se remonta al Roland Garros del 2012, donde la victoria fue para Kvitova de manera contundente por 6-1 y 6-2.

Semifinales

[7][C]Petra Kvitova (TCH) a Lucie Safarova (TCH), 6/1, 1/0 y retiro.

Ashleigh Barty (AUS) a [6]Garbiñe Muguruza (ESP), 3/6, 6/4, 6/3

Comentarios

comentarios

Compartir