Segunda jornada de competencias en el Rally de Polonia y kilómetros y kilómetros de aprendizaje para Pedro Heller y su navegante Pablo Olmos. Tras un buen comienzo, donde incluso estuvieron entre los top4 hasta cuarto prime, un traspié los complicó pero se sobrepusieron para terminar el rulo de la mañana que estuvo marcado por una persistente lluvia.

“Muy complicado el día. Todo piloto acá que logro terminar el día está feliz. Bastante infernal la carrera. No deja de llover y transformar en una carrera de barro estas condiciones. Nosotros luchamos y logramos ser de ese grupo de pilotos felices”, dijo Heller.

La lluvia, el barro y los terrenos que cambiaban a seco rápidamente complicaron al pelotón de pilotos y Heller no fue la excepción. “Lamentablemente, largado el tramo 5 (que era el último del primer rulo) golpeamos el auto y se daño masivamente. Corrimos 13,5 kilómetros con la rueda de atrás casi saliéndose. Pero lo logramos y llegamos. Lo duro fue después de eso hacer enlace de 80 kilómetros para llegar a reparar el auto. También lo logramos. Salimos en la tarde y empezamos bien, de nuevo marcando ritmo, pero al tramo siguiente un riel nos tiró fuera del camino y perdimos 20 segundos, pero volvimos a la carrera. Y perdimos confianza y nos fuimos para atrás”. comentó ·”Drope”.

Con esto, Heller terminó la segunda jornada en el 10º lugar (el jueves era 15º), mostrando cada vez una mejor adaptación al mundial de rally. Líder de la categoría WRC2 es el sueco Pontus Tidemand, que supera al chileno por 4:20. Mas adelante, en la categoría WRC, el líder es el belga Thierry Neuville a bordo del Hyundai,quien  aventajó en 1.3 segundos al Ford Fiesta WRC de Ott Tänak, con Jari-Matti Latvala a 5.3 segundos más atrás con el Toyota Yaris WRC en un duelo muy cerrado.

Sebastian Ogier y Hayden Paddon los siguen en el cuarto y quinto lugar, con la esperanza de recortar terreno este sábado cuando deban correr 145 km de especial bajo la lluvia.

Comentarios

comentarios

Compartir