Finalmente lo hizo, Pablo Quintanilla se coronó por segunda vez consecutiva como campeón mundial de Rally Cross Country luego de un difícil y complejo Rally de Marruecos, en el que parecía todo cuesta arriba.

Tras la segunda  etapa, las cosas se complicaban para Quintanilla, y el campeonato del mundo se empezaba a escapar. Sin embargo, el sanantonino no dejó que el miedo, la desesperación y los rivales pudieran con el, y comenzó una remontada en la etapa maratón.

Remató tercero este domingo en la etapa 3, la cual ganó el estadounidense Ricky Brabec (Honda), y escaló al décimo lugar en la clasificación general. La organización devolvía los tiempos perdidos y volvía el alma al cuerpo, ya sin Sunderland y ubicado mejor que Gonçalves, Pablo Quintanilla lideraba, mas aún cuando en la cuarta etapa el chileno volvía a ubicarse tercero tras Adrien Van Beveren y el argentino Kevin Benavides (Honda), único piloto que a esa altura podía amagarle la victoria mundialista.

Así, Pablo Quintanillaa, tras una cuarta etapa recortada, llegaba la jornada final con 6:49 de margen sobre el austríaco Matthias Walkner (KTM) y 13:18 sobre Benavides.

Sin embargo mas problemas llegaban para “Quintafondo”. Justo antes de iniciar los 188 kilómetros de la quinta especial por el desierto de Erfoud, recibió un mazazo: los jueces de la FIM le pusieron de vuelta en el tiempo de clasificación los 42 minutos que perdió en un río durante el segundo día, pero que había recuperado mediante una apelación debido a la presión de  Honda y KTM que pugnaban por el título mundial.

Después de estar liderando, Quintanilla arrancó la última jornada en el noveno puesto, pero mantuvo la calma recuperó lugares, a sabiendas de que el austríaco Matthias Walkner (KTM) le haría el “favor” de ganar la fecha, en desmedro de Benavides quien con los abandonos de Sam Sunderland (KTM) y de Paulo Gonçalves (Honda) se erigió como subcampeón del mundo. El chileno finalmente fue sexto en Marruecos, suficiente para volver a coronarse.

Las palabras del Bicampeón

“Estoy más que feliz con el bicampeonato, después del incidente del día dos la carrera se me puso muy difícil, sumando la decisión del jurado de primero me devolvieron el tiempo, después me lo quitaron, pero nunca perdí el foco que era el bicampeonato”, comentó el piloto chileno.

Quintanilla agregó que “siento que hice una muy buena carrera, fui fuerte, tomé buenas decisiciones. En los momentos donde había presión lo hice de buena manera. Las gracias a todo el equipo. Es una emoción muy grande, logré reterner el título, trabajé mucho todo el año”.

Pablo Quintanilla, Bicampeón mundial de Rally Cross Country

El chileno se convirtió en el primer piloto latinoamericano en lograr dos campeonatos del mundo y de manera consecutiva. Ahora el próximo objetivo es el Dakar 2018.

Comentarios

comentarios

Compartir