La derrota de Andy Murray a manos de Sam Querrey en cuartos de final de Wimbledon le abría la puerta del Nº1 a Novak Djokovic. Pero rapidamente se cerró. Es que el serbio se retiró prematuramente ante Tomas Berdych y cedió la posibilidad de alcanzar la cima que tenía si ganaba el torneo. Por ende Murray seguirá al frente del ranking mundial.

La chance que se le había escapado una ronda antes a Rafael Nadal ahora alcanzó a “Nole”. Por lo tanto, Murray sin siquiera acceder a semifinales, automáticamente se garantizó conservar el trono.

Por otro lado, Roger Federer, sobreviviente en Londres, no podrá aparecer en el N°1 al terminar Wimbledon aún siendo campeón. Sin embargo, su panorama es alentador de cara al segundo semestre teniendo en cuenta que está segundo en la “Carrera a Londres” (incluye exclusivamente actuaciones de 2017) y con chances de seguir acortando distancias con Nadal.

Comentarios

comentarios

Compartir