México buscará al menos escalar al podio de premiaciones este domingo, cuando dispute en partido indeseado la presea de bronce de la Copa Confederaciones de fútbol ante Portugal, hasta hoy selección invencible para ellos.

Los dirigidos por Juan Carlos Osorio tratarán de revertir la historia dentro de dos días, puesto que ante los lusos archivan dos derrotas e igual cantidad de empates en sus enfrentamientos históricos.

Precisamente una de esas igualadas aconteció en esta décima edición del torneo, en el propio Spartak de Moscú, cuyo partido de la fase de grupo (A) culminó con marcador 2-2, después de protagonizar un cierre del segundo tiempo espectacular con gol incluido en el tiempo agregado.

Para esta ocasión, los centroamericanos tendrán el aliciente de que el astro portugués Cristiano Ronaldo estará ausente de la alineación, tras pedir permiso para viajar a casa a reunirse con sus hijos recién nacidos.

Asimismo el Tri deberá mejorar en la defensa y cuidarse de las transiciones de los portugueses que, pese a no contar con su estrella, tienen jugadores rápidos y habilidosos de la talla de Nani, Ricardo Quaresma, Bernardo y Andre Silva.

Los mexicanos tendrán que mejorar también su prearranque, pues en todos los partidos escenificados en esta cita siempre abrieron con un gol en contra, que a la postre le pasó factura ante su bestia negra Alemania, la cual les eliminó ayer con goleada por 1-4.

Justamente en ese encuentro, los del Tri recibieron no uno sino dos anotaciones en menos de 10 minutos de juego, que representó récord para la justa, a los pies de Leon Goretzka (mintos seis y ocho).

Pero, a favor de la escuadra tricolor, destacar que rompieron su maldición de nunca haberle ganado a un equipo europeo en este tipo de certamen, cuando derrotaron a los anfitriones por 2-1.

Por su parte, los pupilos de Fernando Santos luego de haber culminados como líderes del apartado A con siete tantos, al igual que sus escoltas mexicanos, cayeron en un disputado encuentro semifinal ante los chilenos, en tanda de penales, por 0-3 tras concluir 120 minutos de partido con igualdad a cero.

En ese difícil partido, disputado de principio a fin, los sudamericanos estuvieron respaldados por un increíble Claudio Bravo que, desde su posición como portero, detuvo los tres disparos realizados por los lusos, para acreditarse el triunfo y también revertir la historia.

De vuelta al desafío de este domingo por el tercer puesto, medios especializados plantean la posibilidad de que ambos técnicos pudieran optar por darles minutos a jugadores de menor participación en la justa, algo que no sería descabellado si se tiene en cuenta el estado anímico por enfrentar un partido como este en el mundo del fútbol, en el que todo se reduce a ganar.

La selección mexicana cuenta en su historia con una Copa ganada en la edición de 1999 cuando fueron sede y un tercer lugar en 1995 en Arabia Saudita.

Por su parte, en esa misma jornada, pero en el estadio de San Petersburgo, habrá un choque de trenes entre Chile y Alemania por conquistar ambos su primer título en la historia del certamen, cotejo que estará precedido por la ceremonia de clausura.

Posibles Alineaciones

-Portugal: Jose Sa; Eliseu, Luis Neto, José Fonte, Nelson Semedo; Gelson Martins, Danilo, Bernardo Silva; Pizzi, Nani, Andre Silva.  DT: Fernando Santos 

-México: Rodolfo Cota; Juergen Damm, Néstor Araujo, Oswalo Alanís, Luis Reyes; Marco Fabián, Rafa Márquez, Andrés Guardado; Carlos Vela, Oribe Peralta, Hirving Lozano. DT: Juan Carlos Osorio

Árbitro: Fahad AL MIRDASI Saudi Arabia

Árbitro asistente 1: Abdulah ALSHALWAI (KSA)

Árbitro asistente 2: Mohammed AL ABAKRY (KSA)

Cuarto árbitro: Bakary GASSAMA (GAM)

Árbitro Asistente de Vídeo 1: Sandro RICCI (BRA)

Árbitro Asistente de Vídeo 2: Jean Claude BIRUMUSHAHU (BDI)

Asistente de Árbitro Asistente de Vídeo: Enrique CÁCERES (PAR)

Estadio del Spartak Moscú (RUS)

Comentarios

comentarios

Compartir