El boxeador filipino Manny Pacquiao no se sorprendió de que la Organización Mundial de Boxeo (OMB) confirmase su derrota ante el australiano Jeff Horn, que el pasado 2 de julio le arrebató el cinturón de peso wélter tras una polémica votación.

“Hemos visto peores votaciones en el pasado, en las que los jueces manipularon los resultados. Ya nada me sorprende”, declaró el púgil en un comunicado el martes, en el que no dio nombres ni especificó a qué combates se refería.

“Dejen a la gente juzgar por ellos mismos. La gente vio lo que pasó”, agregó el luchador de 38 años, único boxeador que ha ganado títulos mundiales en ocho categorías diferentes.

La OMB reexaminó el combate, celebrado en Brisbane (Australia), después de que Pacquiao, apoyado por la Comisión de regulación del deporte de su país, tachase de “injusto” el resultado del duelo y exigiese una “revisión”.

La OMB asignó entonces cinco “jueces anónimos y competentes de diferentes países” que volvieron a ver el combate sin “distracción sonora” y puntuaron la pelea asalto por asalto.

“Según los análisis, los resultados mostraron que Pacquiao ganó el tercero, el octavo y el noveno por 100%, el quinto round por 80% y el 11º por cerca de 60%”, dijo la OMB en un comunicado.

“Horn ganó el primero, el sexto y el 12º por 100%, el segundo, el cuarto y el séptimo por 80% y después el décimo por cerca de 60%”, agregaron.

La entidad señaló que, según estos resultados, Pacquiao ganó cinco rounds y Horn ganó siete rounds. “Jeff Horn fue el ganador de la final”, aseguró la OMB.

Comentarios

comentarios

Compartir