Queridos amigos del Faro Deportivo, acá les dejo algunas reflexiones, que también compartí con los lectores del Canal del Futbol y que dicen relación con el premio que se me ha otorgado.

Soy el mismo de ayer. Sólo que hoy, y entiendo que va a ser por pocos días, me siento un poco diferente. En esencia, nada se ha modificado en mis actividades profesionales ni en mi rutina familiar pero, igualmente, y a partir del premio Nacional de Periodismo Deportivo que me otorgaran mis pares en votación que año a año realiza nuestro gremio, algo cambió en mi vida. Más bien, en mi alma.

Posiblemente sea porque ya a mi edad consideraba que me encontraba más cerca del olvido que del reconocimiento. Más aún constatando que ya antes este premio había sido entregado a periodistas en ciernes. Entendía entonces que mi momento ya había pasado.

Por eso que, al comunicarme oficialmente esta buena noticia, la tomé posiblemente con mayor alegría que la que pudiera haber experimentado de haberlo recibido antes, cuando el ser humano está más cercano a conquistas, a logros, a medallas y a honores y a que su trabajo sea valorado y reconocido.

Por el contrario, cuando la edad es más avanzada, el ser humano está más predispuesto al recogimiento, a rodearse con su propio círculo junto a su familia. A los silencios más que a los estruendos y más bien preparándose para el ocaso, el final, para los inviernos más que a las primaveras. Aunque es cierto que, y a pesar que me preparaba para el futuro y que el final de mi carrera lo sigo viendo más cercano, continuaba intensamente con mis actividades febrilmente.

Y es que debo reconocerlo. No es que me hayan quitado años de encima, porque el tiempo sigue inexorablemente avanzando, pero algo cambió en mi vida y en lo que resta de ella.

Y cuando miro alrededor a mis pares, mientras escribo estas líneas, y cuando estoy ante las cámaras con mis compañeros de tantos años, y cuando estoy frente al micrófono con mis amigos de tantas jornadas… a todos los veo algo diferente y ellos, posiblemente, también me vean de otra manera.

Es que algo cambió en mi vida y es que este premio revitalizó mis sueños.

Comentarios

comentarios

Compartir