Karolina Pliskova se convertirá en la nueva número uno del mundo WTA cuando el ranking se actualice el próximo lunes 17 de julio.

La jugadora de 25 años se convierte en la primera jugadora de República Checa en alcanzar este hito desde que el ranking se introdujo en 1975, además de ser la 23ª mujer en conseguirlo.

Nacida en República Checa, Martina Navratilova ascendió a lo más alto del ranking el 10 de julio de 1978, pero lo hizo ya representando a Estados Unidos.

El ascenso al número uno del mundo de Pliskova significa el final del reinado de Angelique Kerber, que ha pasado 34 semanas consecutivas en el puesto.

Este hito llega en uno de los mejores años de Pliskova, que ganó hace apenas unas semanas su tercer título WTA de la temporada en el Aegon International de Eastbourne.

En las últimas 52 semanas, Pliskova ha ganado cuatro títulos WTA, alcanzado su primera final de Grand Slam en el US Open 2016 (perdió ante Kerber), además de las semifinales de Roland Garros y dos semifinales más en Premier Mandatories y ganado en nueve ocasiones a jugadoras del Top 10. Desde 2015, ha sacado más aces que ninguna otra jugadora.

“Ser coronada como nueva número 1 del mundo es la máxima distinción en nuestro deporte y me gustaría dar mi más sincera enhorabuena a Karolina por este logro”, dijo el CEO de WTA Steve Simon. “Karolina es una atleta ejemplar dentro y fuera de la pista y merece este fantástico momento en su carrera”

Pliskova, eliminada en segunda ronda en Londres por la eslovaca Magdalena Rybarikova (ahora en semis de un Major por primera vez), consiguió este salto de calidad con la caída de Halep. Y se da un gusto enorme en un circuito muy irregular, ahora sin la estadounidense Serena Williams, a la espera de su primer hijo, fuera de competencia por unos meses.

“Estoy muy contenta, aunque en este momento no estoy celebrando una victoria en la cancha. Disfruto al haberme convertido en número uno del mundo”, dijo la checa y agregó: “No puedo ni siquiera darme cuenta de lo que logré, trabajé muy duro, al igual que todas las personas a mi alrededor”.

“Gracias a todos los que creyeron en mí, así como a aquellos que dudaban, ser Nº1 es también una gran responsabilidad para mí. Soy consciente de eso y puedo prometer que haré todo lo posible para no decepcionar”, remarcó la checa, campeona de Copa Fed, quien contó en Instagram cómo vive este momento tan especial de su vida.

Comentarios

comentarios

Compartir