Su irrupción fue tan meteórica y sorprendente como su hundimiento. Jerzy Janowicz no tiene medida, no es un hombre de medias tintas y se abona al todo o nada en su juego y actitud. Su tenis ofensivo y repleto de golpes talentosos le convierte en un jugador letal si mantiene la concentración y trabaja mucho la inteligencia sobre pista. Sin embargo, parece estar lejos de alcanzar esos dos factores y optar de nuevo a grandes cotas de éxito.

descarga (8)

Sus escaramuzas fueron notables, firmando final en el Masters 1000 Paris-Bercy 2012 y semifinales en Wimbledon 2013. Pero siempre sobrevoló sobre él la rebeldía e irregularidad, siendo un jugador estático, pasivo e incluso arrogante cuando las cosas no marchan a la perfección. Tras una odisea en forma de lesiones a inicios de 2016, que le permitió jugar tan solo tres torneos ATP y tuvo la única alegría de coronarse en el Challenger de Génova, el polaco busca en la hierba (superficie) la inspiración para volver a su mejor tenis.

descarga (9)

Su derrota ante Grigor Dimitrov puede devolverle la confianza perdida, aunque las declaraciones de su entrenador, Gunter Bresnik, en un diario polaco no vaticinan un gran futuro para el bueno de Jerzy. “Tiene potencial de top-10, muy buena mano, gran servicio, golpes ganadores. Hemos estado con él en España, Bulgaria y Australia pero a día de hoy, no sé en qué punto está nuestra relación profesional”, reconoce el hombre que ha llevado a Thiem al estrellato.

“Ha puesto excusas de todo tipo para no entrenar, como problemas de salud y pequeñas lesiones”, asevera un Bresnik muy enfadado con su pupilo. “Lo que no puede ser es que se presente en un torneo dos días antes de que empiece, sin haber trabajado nada y que no haga caso a mis consejos. Es un chico muy terco, que te hace sentir ignorado y eso está totalmente en contra de mi filosofía”, señala contundentemente el austriaco.

images (6)

Cuestionado sobre las opciones de futuro que ve al polaco, Bresnik es contundente. “Su lugar actual en el ranking no se corresponde con su potencial. Tiene opciones de todo pero ha de cambiar radicalmente su actitud”, aseveró un Gunter Bresnik que con estas declaraciones deja en evidencia a un hombre cuyo tenis podría brillar en la gira sobre hierba. Su triunfo sobre Dimitrov en el ATP 250 Mercedes Open Stuttgart 2017puede relanzarle en su intento de resurrección tenística. Jerzy Janowicz no puede esperar más. Es ahora o nunca.

Comentarios

comentarios

Compartir