La NBA ya tiene a su nuevo campeón, en una noche de fiesta y cerrando una serie increíble, con cinco partidos donde como nunca los equipos demostraron un poder de ataque demoledor, pasando los cien puntos con mucha facilidad.

Al final no hubo lugar para heroísmos. Golden State Warriors se coronó campeón 2016/17 de la NBA al ganarle el quinto juego a Cleveland Cavaliers 129 a 120 y adueñarse del cruce 4 a 1. Fue el quinto título para la franquicia de Oakland, el segundo en los últimos tres años.

Kevin Durant, quien a principio de temporada sorprendió a todos al abandonar a Oklahoma City para pasar a Golden State en búsqueda de poder ganar un título en su carrera, cumplió con su meta y unánimemente fue elegido Jugador Más Valioso de la Serie Final (MVP).

Durant cerró sus 40 minutos en cancha con 39 puntos (14/20), 7 rebotes y 5 asistencias. Su labor fue apuntalada por Stephen Curry (34+6+10) y desde el banco por Andre Iguodala (20).

Las chances de Cleveland CAVS, como casi siempre, estuvieron en función de LeBron James. El “Rey” terminó con 41 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias en 46 minutos transformándose en el primer jugador en promediar una Serie Final con triple doble (33.6, 12.0 y 10.0).

De todas formas, a los Cavaliers nada les alcanzó. Comenzaron bien y se retiraron del primer cuarto al frente por cuatro (33-37), incluso sobrevivieron a un parcial de 4-28 en el segundo cuando atravesaban su mejor momento (61-45) y sobre el final pelearon a brazo partido (90-86, 98-95) pero se impuso el más completo, el que tenía más variantes en cancha.

En esta oportunidad la mejor compañía para James resultaron los triples de JR Smith (7/8, 25 puntos) dado que para medirse a este Golden State necesitaba más que un intermitente Kyrie Irving (26) y flojo Kevin Love (6). El resto, con escasa gravitación, hizo lo que pudo.

En definitiva, se fueron unas finales donde el campeón en la previa tenía nombre y apellido y de emociones a cuenta gotas. La mayoría pretendía un cruce más reñido y añoró el cierre de 2015/16 pero con la llegada de Durant a Oakland y la continuidad de Curry, a menos una hecatombe o algún tapado, nada indicaba que podría repetirse.

Evidentemente que Golden State Warriors es el equipo del momento y en una serie larga parece imbatible (finalizó la postemporada con un registro récord de 16-1) tanto que dejó a uno de los mejores, como Cleveland Cavalers, reducido a poco, a casi nada; en concreto, a LeBron y cuatro más.

Golden State (129): Stephen Curry 34, Klay Thompson 11, Kevin Durant 39, Draymond Green 10, Zaza Pachulia 0 (fi); Andre Iguodala 20, Shaun Livingston 5, Matt Barnes 4, David West 1, Patrick McCaw 5. DT: Steve Kerr.

Cleveland (120): Kyrie Irving 26, JR Smith 25, LeBron James 41, Kevin Love 6, Tristan Thompson 15 (fi); Richard Jefferson 4, Deron Williams 0, Iman Shumpert 0, Kyle Korver 3. DT: Tyronn Lue.

Arbitros: Derrick Stafford, Edward Malloy y Dan Crawford.

Parciales: 33-37, 71-60 y 98-93. Estadio: Oracle Arena.

Comentarios

comentarios

Compartir