Ya había estado en ese mismo escenario antes, también con un título en juego y frente a una rival de apellido Williams, a un solo paso del título. Pero esta vez, Garbiñe Muguruza no dejó escapar la oportunidad que en 2015 no pudo abrazar ante Serena.

La española derrotó en la final a Venus Williams por 7-5, 6-0, en una hora y 17 minutos para conquistar su primer trofeo de Wimbledon y segundo Grand Slam de su carrera.

La cabeza de serie No. 14 añadió el cuarto título a su palmarés y, como curiosidad, la mitad de ellos son de categoría Grand Slam. Y es que además de lograr la corona sobre la hierba del All England Club, la pasada temporada consiguió levantar al cielo de París el trofeo de Roland Garros. En su historial también se registran los torneos WTA de Pekín (2015) y Hobart (2014).

Este sábado Garbiñe logró romper un maleficio que arrastraba el tenis español desde hace tres décadas. Y es que en el palmarés nacional sólo figuraba un título en la Centre Court en 1994, cuando Muguruza apenas tenía nueve meses de vida. La protagonista era Conchita Martínez, precisamente la encargada de supervisar desde el banquillo su camino hacia la gloria en esta edición de Wimbledon.

“Garbiñe, has jugado increíble. Sé que esto significa mucho para ti, así que bien hecho”, le dedicó Venus a la campeona tras el encuentro en la ceremonia de entrega de trofeos. La española completó un partido impecable, en el que fue capaz de salvar dos puntos de set en la primera manga con 4-5, 15-40. Pero con un 75% de puntos con su primer saque salvó la situación.

Además en su tercera oportunidad de break (1/3) no perdonó para asestar un golpe definitivo al set para acabar encadenando tres juegos consecutivos y adjudicarse el primer parcial (7-5).

En la segunda manga, Muguruza propuso un tenis impecable, mandando desde la zona del revés, que concluyó con 14 golpes ganadores, mientras la estadounidense fue perdiendo el acierto de la primera media hora de partido con un total de 25 errores no forzados. Garbiñe convirtió 3 breaks más en 4 intentos para firmar la victoria.

Lilí Álvarez en tres ocasiones (1926-1929), Arantxa Sánchez Vicario (1995, 1996) y la propia Muguruza (2015) también lo habían intentado antes, pero Conchita era la única que lucía el privilegio de imponer su tenis en la hierba británica y recoger la bandeja de plata. Hasta este 15 de julio de 2017, el día que Garbiñe recogió el testigo.

Final

[14]Garbiñe Muguruza (ESP) a [10]Venus Williams (EUA), 7/5, 6/0

Duplas – Final

[2]Ekaterina Makarova/Elena Vesnina (RUS) a [9]Hao-Ching Chan (TPE)/Monica Niculescu (ROM), 6/0 ,6/0

 

Comentarios

comentarios

Compartir