Este martes comenzó la segunda ronda de la Conmebol Sudamericana, que antes del inició supo de una variante en su reglamentación y ella corresponde a una decisión del  Consejo de la Confederación Sudamericana de Futbol, tomada en su sesión de fecha 27 de junio de 2017.

Allí se resolvió extender el plazo reglamentario para la sustitución de jugadores permitida para esta fase de la CONMEBOL SUDAMERICANA (hasta 6 en total) de la lista correspondiente a cada Club, quedando establecido de la siguiente manera: Hasta 48 horas antes de sus respectivos partidos de vuelta correspondiente a la Segunda Fase.

Volviendo a lo competitivo, Fuerza Amarilla e Independiente Santa Fe empataron 1-1 (1-1) en el partido de ida que sostuvieron en Guayaquil, por la segunda fase de la CONMEBOL SUDAMERICANA-2017, dejando la definición de la serie para la revancha en un mes.

El conjunto bogotano tomó la delantera con gol de Dairon Mosquera (7’), pero no pudo sostener el apretado triunfo al dar paso a un penal para la igualdad con tanto de Byron Cano (12’). El clasificado de la llave 8 a los octavos de final de la competición regional se concretará en el desquite, programado para el 25 de julio en la capital cafetera.

El experimentado equipo ‘cardenal’ aprovechó un mal despeje del dueño de casa para ponerse en ventaja a los 7 minutos con el tanto de Mosquera, quien se dejó ver en el área chica para anidar con la zurda en una segunda acción originada tras un remate de su compañero Kevin Salazar.

Con el mérito de ganar por 1-0 de manera temprana, el monarca de la Sudamericana de 2015, que este martes debutó en el torneo en liza, estableció cierta superioridad en el juego, pero sin reflejar su experiencia ante el modesto y joven club ecuatoriano, que escaló al balompié profesional en 2016.

Hacia el minuto 12, la escuadra bogotana se dejó igualar 1-1 mediante un penal decretado a raíz de que el ariete José Valencia tocara el esférico con la mano cuando intentaba librar del peligro la valla del ‘expreso rojo’.

El ecuatoriano Cano cobró la pena máxima con un derechazo, mandando el balón a ras del piso hacia la diestra del arquero Andrés Castellanos, quien se arrojó al otro palo.

Comentarios

comentarios

Compartir