La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) pondrá a prueba hoy una tecnología sobre datos estadísticos en la final de la Copa Confederaciones entre Chile y Portugal, con escenario en el estadio de igual nombre al de esta ciudad, es decir  San Petersburgo.

Según anunciara esta jornada en su página web, la FIFA proveerá a cada selección de tres tabletas electrónicas que proporcionarán al personal técnico las estadísticas de los jugadores en tiempo real, durante el partido.

Los dispositivos serán entregados a los dos analistas del equipo, uno ubicado en las gradas y otro en el banquillo, mientras que la otra estará a disposición del cuerpo médico.

Chile - Alemania: lecciones del primer duelo

Dichas tabletas tendrán acceso a las imágenes del partido, con un retraso de 30 segundos, y a los datos de posicionamiento de los futbolistas recopilados por un sistema de seguimiento óptico, ya sean pases, presión, velocidad, entradas y demás estadísticas del juego.

El comunicado de la FIFA refiere que esta iniciativa pretende obtener un mayor conocimiento acerca de los potenciales beneficios de la utilización de equipos electrónicos de comunicación dentro del área técnica.

Esta será la primera vez en la historia que se llevará a cabo el uso de dicha tecnología en un torneo organizado por el máximo rector de esta disciplina, por lo que será vital la retroalimentación a través de las opiniones de cada selección.

 

Comentarios

comentarios

Compartir