Matías Sepúlveda Tapia, empezó a jugar tenis a los 4 años con su papá, quien lo llevó al club del Pato Cornejo, donde entrenó con Andrés Franceschini hasta los 7 años y hasta los 9 años en el Estadio Nacional, ahí vio peligrado su futuro en el deporte raquetero, debido a que se cambió al basquetbol. “Colgué la raqueta hasta los 18 años, cuando salí del colegio (The English Institute); inmediatamente al graduarme de cuarto medio, me dediqué 100% al tenis, donde empecé a viajar tanto por Sudamérica como en Europa. Alcancé a jugar unos 6 torneos Junior y después puros futuros”.

Hoy, a los 23 años, es uno de los jugadores de mayor proyección de tenis playa en nuestro país, sin embargo, aún no deja el tenis tradicional, de hecho actualmente hace clases particulares en el club de tenis El Alba. De hecho ya se encuentra en Europa, para jugar 12 torneos internacionales entre $0 a $50.000 de prize money y el “Beach Tennis World Championship” en Cervia, Italy. Éstos 12 torneos se reparten entre Francia, España, Holanda, Alemania, Rusia e Italia, toda una aventura que lo tendrá hasta diciembre compitiendo fuera de Chile en torneos internacionales.

Al tenis playa llegó gracias al que era su coach Juan Pablo Ramírez de Alto Tenis, “quien fue uno de los que trajo ésta maravilla de deporte a Chile”, señaló.

“Él mismo llevó a todos los que estábamos dedicados al tenis y a las otras dos cabezas de la academia Alvaro Loyola y Guillermo Gomez y fue ahí donde el mismo JP me dijo que tenía que seguir jugando; me metió en los entrenamientos de la selección, donde me recibieron increíble y hasta el día de hoy seguimos entrenando a full con los chicos. Cada vez somos mas, eso me tiene muy contento”.

¿Qué te llamó la atención de este deporte?

“Actualmente el tenis playa se está escuchando mucho más que antes. Es el deporte en la cima del ranking mundial en lo que es crecimiento, o sea, es el deporte que mas rápido está creciendo a nivel mundial, el #1”.

¿Lo recomiendas para aquellos que les interese probar con esta disciplina?

“Es atrayente porque generalmente todos jugaron paletas en la playa y es muy parecido, entonces como es fácil y la gente ya lo ha hecho inconscientemente, se crea una especie de atracción jajaja”.

¿Cuál es el triunfo que más recuerdas?

“Fue en la semifinal en Brasil de la Copa Rio 2017, ITF $10.000 USD hace unos días atrás. La jugué con una piedra en mi isquiotibial izquierdo, lo que me limitaba en lo que es la movilidad. Jugué contra un chico de allá mismo, el cual tenía a todos los de la barra a su favor y a mÍ en mÁs de una ocasión gritándome cosas para sacarme del partido (En la categoría singles se juega un solo set a los 8 juegos). Finalmente me saqué 3 match points en contra y terminé ganando en el tiebreak 9-8(9). Un partidazo que me va a quedar en la memoria jajaja”.

¿Y tu torneo favorito?

“El de Río de Janeiro 2017, fue increíble la organización, graderías muy altas, alrededor de toda la cancha había donde sentarse para ver los partidos, además de un escenario con modelos, Dj y el animador del torneo. Me gustaría contarte que me encantaría participar en el de Aruba, si no me equivoco reparte $50.000 USD, y es mundialmente conocido por ser el torneo padre de todos, durando una semana entera”.

¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?

“Dependiendo del día, hago físico en la mañana o en la tarde. Hago clases de tenis en las tardes y/o noche, la rutina física y lo kinesiológico lo veo directamente con mi Kinesiólogo Juan Pablo Melej y los entrenamientos de beach tennis los hacemos en las noches en el Centro de Alto rendimiento (CAR), donde tenemos acceso de 19.30 a 22.00 horas. Hoy esa rutina se vio interrumpida por mi gira en Europa, al menos hasta fin de año”.

¿Tu mejor amigo o partner en el tenis playa?

“Mi partner con el que estoy jugando todos los torneos es Marcello Guzman Constanzi (2 de Chile, 159 ITF) de Coquimbo”.

¿Cuál es tu visión respecto a la realidad del tenis playa en nuestro país?

“Del tenis playa chileno opino que va creciendo rápidamente, tenemos buen nivel para hacer buen torneo en el siguiente mundial en Rusia que ya se viene. Creo que se podría masificar abriendo más clubes en las playas, o también que hayan más torneos nacionales, como lo hace el circuito tenis playa nacional, organizado por Vicente Brusadelli y Andrea McRostie. Y obviamente que también traigamos más torneos Internacionales de alto nivel”.

¿Podemos crecer considerando las ventajas de Chile como país para desarrollar este deporte?

“A nivel sudamericano estamos 2 o 3. Y a nivel mundial quedamos como 30 el mundial pasado. Pero éste año estamos mucho más fuertes, entonces podríamos mejorar ese puesto considerablemente”.

¿Cómo nos irá en el Mundial de Rusia?

“Tengo la certeza de que mejoraremos nuestra 29va posición a nivel mundial. Éste año va un team mas potente, ya que cada año nos hemos ido empapando de mucha experiencia. Encuentro que estamos actualmente preparados si o si para quedar dentro de los 15 primeros del mundo”.

¿Vas al mundial?

“Mi participación en el mundial la vamos a ver la próxima semana. Sería muy lindo que calzaran mis torneos acá con el mundial”.

Proyecciones para lo que queda de este año…

“Para éste 2017 he jugado un par de ITF en Chile y competí en el caribe y en Brasil. Ahora inicio la gira europea y me gustaría participar en el torneo más grande del mundo (Aruba) y bueno, seguir subiendo en el ranking (hoy 180)”.

¿Y tus sueños?

“Muchos: Quiero llegar al top del tenis playa, ayudar a que sea el deporte más jugado del país y tener mi propio club. Con respecto al cine (otra de sus ocupaciones), grabar al menos una película, por el lado familiar, que siga creciendo el amor y mi principal sueño sería hacer ganar a Chile en un mundial o en las futuras olimpiadas”.

Comentarios

comentarios

Compartir