La semana de Feliciano López en Queen’s es para enmarcar. El toledano, a sus 35 años, ha logrado el título más importante de su carrera deportiva deshaciéndose por el camino de tenistas como Wawrinka, Chardy, Berdych, Dimitrov o Cilic. Ante el croata, llegó a salvar una pelota de partido en una final de auténtica alta tensión.

images

“Diría que ésta es la mejor semana de mi carrera”, comienza diciendo Feli en rueda de prensa, minutos después de alzar el trofeo de campeón. “Ganar este torneo en esta etapa de mi carrera es algo increíble. Llevo esperando 15 o 16 años para ganar este título. Queen’s es el mejor torneo del circuito, fuera de los Grand Slams. La atmósfera que se siente aquí, la tradición que tiene, los jugadores que lo han ganado otros años… para mí, estar aquí sosteniendo este trofeo, es la mejor sensación que podría tener”, continúa diciendo, muy feliz.

Sobre el partido en sí, López asegura que fue “muy parejo”. “Esperaba algo así, para ser honesto. Jugar contra Marin en hierba… sólo dos o tres puntos iban a marcar la diferencia y así ha sido. El tercer set fue muy igualado. Sabía que iba a decidirse en otro tiebreak. Intenté luchar. Cuando estás muy tenso, sólo te queda luchar, poner la pelota dentro y servir lo mejor que puedes”, declara.

“Siento que estoy jugando mi mejor tenis. Resulta difícil creer que a los 35 años lo estoy haciendo, pero es la verdad”, revela. “Ganar a cuatro jugadores que han estado en el Top 10 es maravilloso. El hecho de haber jugado contra ellos y haber sido capaz de ganarles, me da mucha confianza. A veces, los cuadros se abren cuando algunos de los Tops pierden, pero no ha sido mi caso. Desde el comienzo, he tenido a los mejores jugadores posibles. Esto me va a dar mucha energía para el resto de la temporada”, sentencia.

Comentarios

comentarios

Compartir