Malas. Muy malas noticias para Novak Djokovic. El serbio dijo adiós al torneo de Wimbledon en los cuartos de final tras un primer set muy competido ante Tomas Berdych y un inicio de segunda manga que terminó por dejar claro el diagnóstico: con el codo en ese estado, era imposible rendir ante los grandes. La mejor opción y quizá la única era tirar la toalla y pasar página, olvidar de sus opciones de ser número 1 del mundo con su primera derrota en hierba de la temporada. Había sido un buen cuadro para el de Belgrado hasta llegar aquí, nadie le había podido arañar un set, pero finalmente los problemas físicos han terminado por poner el punto y final a su aventura.

“Al final del día todos somos seres humanos y tenemos que pasar por estas etapas”, certificó Novak en rueda de prensa. Triste, cabizbajo, seguramente con muchas dudas en la cabeza y maldiciendo en su interior por qué a él, por qué en este momento que ya estaba poniendo de nuevo las piezas del puzzle en el orden correcto. Sin embargo, esta lesión de codo no era de hoy, ni de su partido ante Mannarino. Venía de mucho más atrás.

“Desde que tengo esta lesión, nunca antes había sentido tanto dolor. Obviamente no es una buena señal, pero veremos lo que dicen los médicos y de qué manera modificamos el calendario. Tal vez, cabe la posibilidad de que me pierda la segunda mitad del año, posiblemente no pueda jugar el Abierto de Estados Unidos”, señaló el balcánico después de dejar en el aire toda la segunda parte del calendario. Canadá, Cincinnati, Nueva York… ahora mismo todo suena muy lejano para un hombre que solamente se marca un objetivo: recuperarse al 100% antes de volver a pisar un pista de tenis.

“Ahora viajaré a Serbia a estudiar mejor la situación He hablado con varios especialistas pero ninguno me deja las cosas claras. El objetivo, por supuesto, es evitar el quirófano”, concluyó Djokovic con una imagen repleta de incógnitas. Esperemos volver a verle cuanto antes haciendo lo que mejor hace sobre la cancha. Aunque visto lo visto, no será pronto.

Comentarios

comentarios

Compartir