Finalmente, se cumplieron los pronósticos de los especialistas y del mundo futbolístico en general. Los 4 favoritos sortearon sus respetivos compromisos y se enfrentaran en las semifinales del torneo.

Portugal, México, Alemania y Chile. De entre ellos saldrá el campeón de esta nueva versión de la Copa Confederaciones. Sólo México repetiría la hazaña. En el caso de los otros semifinalistas, se trataría de campeón inédito en este torneo, que cumple su décima edición.

El local Rusia no fue capaz de avanzar a la segunda ronda, y mostró sólo chispazos aislados de un fútbol que le permita aspirar a cosas mayores en el Mundial del próximo año.

Camerún se encontró con rivales superiores, y ni siquiera pudo ganarle a  Australia, coronando una actuación decepcionante.

Por su parte, ni Nueva Zelanda ni Australia (salvo buenos momentos contra Chile, muy amparados por un arbitraje permisivo), tienen el mismo nivel que sus rivales americanos y europeos.

La primera semifinal se juega el día miércoles en Kazán. En esa ocasión, Portugal y Chile se enfrentan para dirimir al primer finalista. Se trata quizás del choque más esperado de la competencia, ya que se verán las caras los actuales campeones de Europa y América.

Portugal amenaza con su solidez, y con la presencia de su gran goleador, Cristiano Ronaldo. Chile basa su fuerza en el juego colectivo, mucha posesión de pelota y el desequilibrio de sus figuras, Alexis Sánchez, y Arturo Vidal.

La segunda semifinal se juega el jueves, en la ciudad de Sochi. Alemania, como ganadora del grupo A, enfrenta al segundo del grupo A, México. Los europeos, que han enfrentado el torneo con un renovado equipo, parecen como favoritos. Sin embargo México tiene un juego colectivo y una dinámica de juego que puede complicar a los alemanes.

Comentarios

comentarios

Compartir