En esta oportunidad haremos un repaso de películas que tienen al futbol como parte de su argumento y guión.

A saber:

1) La más famosa película de fútbol, pero no la mejor, es seguramente Escape a la victoria. Fue muy notoria en su momento debido a que actúan varios futbolistas famosos, empezando por Pelé y seguido por el argentino Osvaldo Ardiles y el inglés Bobby Moore. También aparece Sylvester Stallone, a quien acertadamente mandan al arco. Se trata de un grupo de prisioneros aliados que le hace partido a un equipo de nazis, le ganan y luego se escapan. Dirigió otro famoso, John Huston, en 1981.  El equipo de prisioneros encabezados por Pelé, seguramente es el más famoso del cine.

2) Sixty Six: entre la comedia y el drama, este film británico de 2006 cuenta la historia de un niño judío cuyo tan esperado bar mitzvah, justo caerá el día de la final del Mundial de Inglaterra 1966. Como presume que nadie acudirá a su fiesta, espera en vano que la selección inglesa resulte eliminada.

El primer partido fue contra Uruguay, tanto en la realidad como en la ficción, por lo cual el chico juega al futbolito asumiendo que defiende a la Celeste. El día de la final, como era de temer, se queda solo, pero su padre lo lleva al estadio de Wembley y allí sí puede festejar.

3) El triunfo uruguayo en Maracaná 1950 dio para todo. Hasta para un corto de ciencia ficción brasileño, titulado Barbosa, como el arquero brasileño que cargó con la culpa de aquella derrota. El protagonista, interpretado por Antonio Fagundes, viaja en el tiempo al 16 de julio de 1950 para evitar el gol de Ghiggia y librarse así del trauma que lo persiguió desde niño. Sin embargo, las cosas se complican y su acción termina provocando aquel gol.

4) Armando Bó dirigió e interpretó Pelota de cuero, una producción argentina de 1963, que vino a ser la continuación de otra titulada Pelota de trapo. La trama se inspira en el suicidio de Abdón Porte en el Parque Central.

Bó, ya largamente cuarentón cuando la filmó, da vida a una estrella de Boca que se acerca a su ocaso. Casi todos los que actúan son de madera (incluso aparecen futbolistas reales que ni siquiera dicen una línea), pero la película recrea el ambiente de la Bombonera de aquellos años y por eso encierra cierto interés.

5) Shaolin soccer: una casi inverosímil mezcla de fútbol, artes marciales y comedia convirtieron a esta producción de Hong Kong de 2001 en una película casi de culto. Los partidos se resuelven con piruetas, patadas voladoras y saltos interminables, lo cual termina siendo muy gracioso.

6) Una película serbia titulada Montevideo, llama la atención. Relata los esfuerzos de los futbolistas yugoslavos para viajar al Mundial de 1930 en Uruguay, pero la trama llega hasta el momento en que se embarcan.

En 2014 se estrenó una secuela, Montevideo, nos vemos (traducción del título original), centrada en la actuación del equipo yugoslavo en el torneo. La curiosa versión que ofrece es que Uruguay lo derrotó a las patadas y con la ayuda arbitral, en un Estadio Centenario amenazante: el público lleva antorchas encendidas (!), ingresa un mono a la cancha y alguien festeja los goles a los tiros, obligando a todos los jugadores a tirarse al suelo. Demasiada caricatura para tomarla en serio. ¿Sería lo que argumentaron aquellos jugadores al regreso, para justificar que perdieron 6 a 1?

7) Gael García Bernal y Diego Luna protagonizaron en 2008, Rudo y Cursi, la historia de dos hermanos enfrentados por el fútbol. Un filme dramático con toques humorísticos presenta la cara oscura del deporte. Guillermo Francella interpreta a un representante argentino.

8) Heleno: la vida y la muerte de Heleno de Freitas, definido como el primer playboy del fútbol, es el tema de esta película dramática brasileña de 2011. Crack, mujeriego, pendenciero y adicto, ya había entrado en la pendiente cuando se jugó el Mundial de 1950, que era su sueño. Murió ocho años después, consumido por la sífilis, en un manicomio.

9) Jugando con el destino, es un raro ejemplo de cine sobre fútbol femenino. El personaje de esta producción británica de 2002 es una chica londinense de origen indio muy habilidosa con la pelota, que sueña con jugar en un equipo y ser como David Beckham.

10) El triunfo alemán en el Mundial de 1954 es visto desde dos ángulos en El milagro de Berna. Por un lado, la compleja relación entre dos generaciones: la que vivió la Segunda Guerra Mundial y la que vino después. Por otro, el hecho deportivo, que incluye actores como los jugadores germanos de este torneo, que recrean al detalle los goles de la final ante Hungría, un recurso poco común en la filmografía futbolística.

Mi Mundial y el seguimiento de un crack.

El joven actor Facundo Campelo quiere ser famoso como Tito Torres en Mi Mundial, con escenas filmadas en Jardines del Hipódromo.

La filmografía uruguaya cuenta ya con varios documentales sobre fútbol (Mundialito, Maracaná, Manyas, entre otras), pero la primera ficción es Mi Mundial, recién estrenada, realizada por Carlos Morelli a partir de un libro del exfutbolista y hoy escritor Daniel Baldi. Cuenta aventuras y desventuras de un jovencito del interior que apunta a convertirse en crack.

Señalemos que hay por lo menos dos menciones al fútbol uruguayo en películas de Hollywood. En Como perros y gatos, un filme infantil de 2001 con Jeff Goldblum, el niño protagonista recibe de regalo una camiseta oficial de la Selección uruguaya y la viste en las escenas culminantes.

Un clásico uruguayo aparece en Deception, una película de 2008 con Hugh Jackman y Ewan McGregor. Al comenzar la trama, McGregor enciende un televisor y la pantalla muestra un festejo de jugadores de Peñarol. Segundos más tarde, el relato de Rodrigo Romano indica que se trata de un gol del Betito Acosta ante Nacional en 2006.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Compartir