El torneo Future de Guam F1 ha visto uno de los sucesos más increíbles de la historia del tenis. El neozelandes de 23 años Alex Hunt ha conseguido un hito, al ser el primer jugador con una discapacidad física que consigue un punto ATP. Este tenista nació sin brazo por debajo del codo izquierdo, pero este hándicap no le ha impedido realizar su sueño.

https://www.youtube.com/watch?v=HoKPD-q1eFg

El ‘increíble’ Hunt venció al jugador de las Islas Marianas del Norte, Christopher Cajigan, por un resultado que es igualmente peculiar: 6-0 6-0 en solamente 48 minutos de juego. Cajigan, es originario de las Islas Marianas del Norte, un territorio que tiene unión política con Estados Unidos. Y que está situado en el Pacífico Norte, entre Hawai e Islas Filipinas.

Una prueba de superación constante que empezó con solamente tres años. Su familia siempre había sido muy aficionada a este deporte y Alex quiso probar desde muy pequeño. Sin embargo, no fue hasta los 14 años cuando el neozelandes se empezó a tomar en serio su pasión por este deporte. Su ídolo, como el de muchos otros, es Roger Federer y, por supuesto, uno de sus grandes sueños es poder llegar un día a jugar un partido contra él.

Hunt es el 41º jugador en el ranking de Nueva Zelanda , un país que no es muy conocido por tener a grandes tenistas. El jugador oceánico vio que para poder mejorar su nivel de juego tenía que salir de su país. Esto le hizo viajar a Estados Unidos para jugar en el Saint Marys College de California, donde pasó cuatro años tras recibir una beca de 20.000 dólares.

El neozelandes como consigna Marca, no tiene entrenador, ni patrocinador. Él mismo se paga sus gastos y como asegura en una entrevista para el periódico de su país, Stuff. “Recibo consejos de todo el mundo. Aprendo de quien me rodea”. En esta misma entrevista cuenta una anécdota que ayuda a entender la cantidad de dificultades por las que ha tenido que pasar. “Cuando era pequeño, el padre de una niña se quejó de que tenía ventaja con respecto a su hija, por tener una prótesis en el brazo”, recuerda Hunt.

Respecto a su juego, el tenista asegura que “me gusta jugar en la red”, y dice que su objetivo principal es que “las personas con discapacidad tienen que ver que cualquier cosa es posible”. Su sueño es “jugar un Grand Slam”, aunque ya ha tenido varias veces la ocasión de jugar con los mejores tenistas de su país.

Una de ellas fue el 28 de diciembre de 2016, en el Te Anau Tennis Invitational. Un torneo de exhibición en el que juegan los mejores tenistas ‘kiwis’. La más conocida es Marina Erakovic, una jugadora que llegó a ser la número 39 del mundo en 2012. La otra fue en los Campeonatos Nacionales de Nueva Zelanda. ‘El increible’ Hunt ganó a Chris Zhang por 6-4 2-6 y 7-5, antes de caer en la segunda ronda con Riki Mclachlan por 6-3 6-0.

El oceánico había jugado varios ITF, pero no consiguió pasar la calificación de ninguno de ellos. Ahora, por fin ha llegado su momento. Esta semana pudo hacer su sueño realidad. Su primer punto ATP es un hecho. Habrá que ver hasta donde llega la carrera de este jugador, que ya ha pasado a la historia como un gran ejemplo de superación.

Comentarios

comentarios

Compartir