Después de la brillante actuación en la ronda clasificatoria donde logró el segundo mejor lanzamiento con una marca de 59,08 metros, Claudio Romero salió ésta mañana , en busca de la medalla de Oro.

El atleta chileno que días atrás logró un meritorio cuarto lugar en el lanzamiento de la Bala, tenía cifradas todas las esperanzas en ésta prueba que es su especialidad y en la cual llegaba como uno de los favoritos.

A las 11:21 horas estaba programado el inicio de la final y todo salió incluso mejor de lo esperado, pues se consagró campeón mundial de la categoría, logrando asi la primera medalla para Chile en un campeonato juvenil, desde su creación en 1999.

Romero registró una marca de 64.33 metros en su cuarto intento, desplazando del liderato al ucraniano Oleksiy Kyrylin, quien se ubicaba en lo más alto de la tabla con 63.98 metros.

Con estos números, el lanzador de disco obtuvo el mejor registro del año en la categoría mundial y además supera su propio récord nacional.

Por su parte, Patricio Pinto, el otro participante chileno en el mundial, no pudo avanzar en las pruebas clasificatorias de los 2000 metros con obstáculos.

Comentarios

comentarios

Compartir