El argentino Brian Castaño se plantó en Francia y dio la cara de manera valiente para conservar el cetro interino superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo al derrotar por decisión dividida al marfileño Michel Soro en un evento realizado este sábado en el Casino D’Evian en Haute-Savoie, Francia.

Castaño se llevó dos tarjetas a favor por calificaciones de 115-113, mientras que un tercer juez vio ganar a Soro por 116-112, dejando en claro lo competitivo del pleito pero también que el argentino era merecedor de la victoria.

Se notó en la pelea la buena preparación de Castaño, quién estuvo entrenando en Las Vegas durante algunas semanas antes de estrenar el campeonato que ganó en noviembre del año pasado en contra del boricua Emmanuel De Jesús. Soro siempre fue un rival competitivo pero no pudo doblegar ni superar al sudamericano que padeció en algunos momentos pero siempre tuvo los arrestos suficientes para recuperar la forma y no ceder, sobre todo en la segunda mitad del duelo en el que el africano estuvo presionando.

Castaño pudo echar mano de sus argumentos boxísticos, tuvo la inteligencia y habilidad para contrarrestar las armas de su enemigo y al final le alcanzó para convencer a los jueces en territorio enemigo.

Con esta victoria, Castaño mejoró a 14-0 con 10 nocauts, y quizá pueda ir pensando en una unificación en contra de Erislandy Lara, que es el supercampeón de la AMB, o contra Demetrius Andrade que es el monarca regular de la misma AMB en el mismo peso.

Soro se quedó con 30-2-1 y 20 nocauts, y vio rota una racha de 13 peleas sin derrota. Su más reciente caída había sido en mayo de 2012, y se pensaba que por su experiencia podría hacer más daño a Castaño, pero se topó con un campeón que no dejó lugar a dudas de su supremacía.

Comentarios

comentarios

Compartir