La hierba es tierra de oportunidades, lugar de sorpresas. En Wimbledon 2017 un despiste mínimo puede pagarse con un set por lo que las oportunidades para los que no parten como favoritos se amplían, y mucho más en el caso de jugadores totalmente especializados en esta superficie. Un buen servicio y una habilidad innata para volear son avales nada desdeñables para avanzar rondas, aunque se necesita mucho más para encontrar la consistencia requerida por un torneo de esta magnitud.

Para Punto de Break, no han sido pocas las campanadas presenciadas en los últimos tiempos. Sam Querrey, Steve Darcis, Sergiy Stakhovsky, Dustin Brown o Lukas Rosol han saltado a la palestra al eliminar a alguno de los mejores del planeta. Analizamos quién puede tener la vitola de outsider más peligroso de cara a este Wimbledon 2017, en el que hacer predicciones resulta una osadía ante la gran igualdad imperante en todos los estamentos del tenis y el dudoso estado de forma de algunos de los mejores.

Ya tenemos el primero en dar el golpe: Daniil Medvedev. El joven ruso fue el verdugo de Stan en primera ronda. Esto consolida su buen nivel, firmando cuartos de final en Hertogenbosh y Queens y semifinales en Eastbourne.

Dustin Brown. El carismático jugador alemán representante del espíritu reggae ya sabe lo que es ser protagonista en el All England Lawn Tennis Club. Su juego imprevisible y anárquico pueden volver loco a cualquiera si está inspirado, y tiene una capacidad innata para crecerse en los grandes escenarios. Podría verse las caras con Andy Murray en segunda ronda.

Jerzy Janowicz. El polaco tiene armas más que suficientes para erigirse en un jugador temible. Ya lo fue en 2013, cuando alcanzó las semifinales del torneo. Un buen inicio ante Shapovalov podría poner algo de orden en su alocada cabeza y darle confianza y motivación para protagonizar una hazaña que le pusiera en el mapa de nuevo. Lucas Pouille y Nick Kyrgios podrían ser sus verdugos o víctimas.

Sam Querrey. No se puede obviar la capacidad de este veterano para jugar sobre esta superficie. No ha alcanzado buenos resultados en los torneos previos pero su condición de cabeza de serie le debería asegurar la presencia en tercera ronda, donde podría verse las caras con Tsonga.

Tommy Haas. El veterano jugador alemán está llevando a cabo una gira de despedida en la que sigue dando coletazos de su talento. Ganó a Federer en Stuttgart y ha venido a Wimbledon a hacer algo importante.

  • Nicolas Mahut. Ha cosechado títulos sobre hierba y fue octavofinalista aquí el pasado año. Está en horas bajas pero es un peligro con su juego de saque y volea. Podría cruzarse con Milos Raonic en segunda ronda.

Jordan Thompson. Su victoria ante Murray en Queen´s le granjea el papel de jugador a tener muy en cuenta en este torneo.

Robin Haase. Su tenis parece hecho a medida para jugar sobre hierba. Podría cruzarse con Alexander Zverev, en lo que supondría una prueba de fuego para el joven alemán.

Vasek Pospisil. Es uno de los que más partidos sobre hierba ha acumulado esta temporada. Su tenis se eleva a un estatus superior en césped, gracias a su habilidad para caminar hacia la red y terminar con voleas.

Yuichi Sugita. El flamante campeón de torneo de Antalya también llega con un Challenger en el zurrón en esta superficie. Su tremenda confianza le puede hacer ganar a cualquiera.

Feliciano López. Uno de los mejores del mundo sobre hierba. Zurdo, revés cortado excelso, saque impresionante y una volea natural. El toledano sigue siendo competitivo a los 35 años y quiere volver a los cuartos de final de Wimbledon, su mejor resultado en el Grand Slam londinense. Hay motivos para soñar.

Comentarios

comentarios

Compartir